HISTORIA       EL TALLER      CATÁLOGO     EL TALLER EN LOS MEDIOS    NOVEDADES        INICIO

.

.

.

 

El Taller

La labor del taller de Juan Rosén se desarrolla en un marco muy especial.  En un edificio de finales del XIX el maestro bordador y sus discípulos han realizado un verdadero museo de arte cofrade.  En las diferentes estancias del taller se desarrolla por parte del equipo de bordadores los distintos encargos y trabajos que ha ido recibiendo el mismo y que, prácticamente con la misma carencia que desde hace siglos ha impregnado este arte, puntada a puntada va plasmando el hilo de oro sobre el terciopelo, el tisú o el raso.

Situado en la inmediaciones de la muy cofrade calle Carretería, antes de la ubicación actual, el taller tuvo otras sedes como en la misma calle carretería y, posteriormente, en la de Mosquera; donde, además de incorporarse sus principales discípulos, Antonio y José Manuel, se llevó a cabo una intensa producción artesanal.

El Maestro Rosén ha sabido transmitir a sus pupilos una depurada técnica en la que se combinan aspectos de la escuela malagueña con los de la escuela sevillana, basándose en el perfecto dominio del bordado clásico: Hojilla de pasada y montada, ladrillo, malla calada, milanés, mosqueta, muestras armadas, roscos, zetillos, etc.

El taller siempre utiliza los mejores hilos de oro muy fino, que a pesar de dificultar más el trabajo hace que el resultado esté impreso de un aspecto difuminado  en la puntada, y dotándola a la misma de un magnífico relieve y acabado perfecto.